Espontaneidad revolucionaria

Creo que fui uno de los primeros que se enteró por las redes sociales sobre la convocatoria abierta a participar en una Tángana en el Parque Trillo. Eso fue hace casi un año y se decía que un grupo de jóvenes revolucionarios se había articulado por Telegram para convocar a un diálogo revolucionario. Si recuerdo bien, creo que la convocatoria comenzó a salir por las redes sociales durante la noche del viernes 27 de noviembre, ese mismo día, el dramaturgo Yunior García había liderado una manifestación de un centenar de personas al frente del Ministerio de Cultura. Las redes sociales, sobre todo Facebook, estaban “alborotadas” con muchos posts, debates, videos, campañas, etc. Ya el show de un reducido grupo acuartelado en el barrio San Isidro, se había agotado… Alcántara, Osorbo, e Iliana no habían logrado nada y ellos mismos se habían desprestigiado y distanciado mucho más del pueblo. Los enemigos de Cuba necesitaban una nueva cara y una nueva marioneta, pero esta vez disfrazado de demócrata, sin “faltas de ortografía”, con un discurso con menos guapería y sin solicitudes “pacificancistas” explícitas de un bloqueo total y una invasión militar a Cuba.

A MODO DE PRESENTACIÓN Y DE HOMENAJE

Cumplo con estas palabras una solicitud de Rafael, Presidente de la AHS, quien conoce la relación que unió a Sergio con mi padre y mi familia y me pidió una presentación para este libro desde un enfoque personal. Se lo agradezco. Me obligó a escarbar entre las más lejanas remembranzas para volver sobre los pasajes de mi infancia que tuvieron algo que ver con el menor de los hermanos Saíz Montes de Oca y con la quemadura atroz que dejó en mí y en todos los que me rodeaban el doble asesinato del 13 de agosto de 1957.

Francisco Vicente Aguilera desde la pupila de José Martí

La grandeza de un país, más que por su espacio geográfico o por su número de habitantes, se mide por la dimensión de los hombres que construyeron su historia, su cultura, sus redes identitarias y su memoria.

José Soler Puig, los nuevos bríos

Es sabido que con 44 años de edad escribió su primera novela, la tan recordada Bertillón 166, que mereciera el Premio Casa de las Américas.

Fidel y la cultura

Con el discurso pronunciado por Fidel el 22 de agosto de 1961, al cabo de cuatro jornadas de intensos debates en los salones del Hotel Habana Libre, concluyó el congreso fundador de la Uneac. Presidida por Nicolás Guillén, poeta de altos valores reconocidos por todos, la directiva de la institución mostraba un amplio carácter inclusivo. Congregaba pluralidad generacional junto a diversidad de tendencias estéticas y filosóficas, todo lo cual habría de ratificarse en su ejecutoria a través del catálogo de obras publicadas por Ediciones Unión y del perfil múltiple de las revistas Unión y La Gaceta de Cuba, que entonces se dieron a conocer. Ambas publicaciones acogieron, además, algunas de las más importantes polémicas que animaron los años 60 del pasado siglo.

LO QUE TOCA A LOS REVOLUCIONARIOS

Por: MIGUEL CRUZ Suponer que los revolucionarios estamos conformes con la situación del país, que nos hemos resignado y perdimos los sueños, es un error garrafal. No somos adictos a las carencias; no aplaudimos el desabastecimiento; no ignoramos los estantes vacíos, ni el agobio de colas interminables de las cuales también formamos parte. Añoramos la … Continúa leyendo LO QUE TOCA A LOS REVOLUCIONARIOS

El bien y el mal, según Guillén

Son muchos los indicios de que me estoy poniendo vieja: mi hija adolescente acapara la foto de perfil y los estados de mi WhatsApp, tengo una amiga de toda la vida que se fue de compras y regresó muy feliz con una espumadera nueva, y las libras de más me pesan el doble.

Se me hizo tarde para convertirme en un cobarde, expresó Fabré en defensa de Cuba

Los creadores e intelectuales manzanilleros rechazan toda acción con la que se quiera manchar el prestigio de esta isla y mancillar la verdadera dignidad e identidad cubana.

La cara culta de San Isidro

René Cabrera Ortega vive desde hace más de 30 años en la demarcación del Consejo Popular de San Isidro, en La Habana Vieja, y también trabaja ahí mismo, casi frente a su casa, como custo­dio en la escuela primaria Don Mariano Martí y Navarro, donde es el secretario general de la sección sindical.

Cultura y nación

Soñábamos con participar en la construcción de una nación mutilada. Vivíamos en la soledad y el aislamiento. El Golpe del 10 de marzo había aniquilado las últimas ilusiones asentadas en la posibilidad de solucionar los problemas más acuciantes mediante la implementación de reformas dentro del sistema.