Operación Cóndor: pacto criminal (II)

¿Cuándo y cómo se gestó la Operación Cóndor?

En los años setenta, en plena guerra sucia, un prisionero político escribió en un papel arrugado, que alguien recogió, y guardó en su memoria: “Estoy metido en una historia de espejos malditos”. No había firma alguna y había sido víctima de la llamada Operación Cóndor, después de pasar por las cámaras de tortura de por lo menos dos países bajo dictadura.

Aquella frase anónima, refleja, sin embargo, toda la tragedia vivida entre los años setenta y ochenta en el Cono Sur de América Latina. Los espejos malditos en los laberintos de la Operación Cóndor comenzaron a emerger más nítidamente en los años ochenta, en tiempos de los retornos democráticos y de la abierta búsqueda de justicia de miles y miles de familiares de las víctimas. No es fácil salir de los miedos y sumergirse en los secretos de aquel pacto de muerte, que no reconoció fronteras ni límites.

El túnel oscuro aún está. Por ese túnel oscuro caminaron miles de hombres, mujeres y niños, y en él desaparecieron. Fue un tiempo demasiado largo y cruel. El entorno de esos “años del lobo” correspondía a una verdadera red de dictaduras en el Cono Sur y en América Latina.

El general Alfredo Stroessner llevaba ya una década en el poder en Paraguay cuando los militares brasileños derrocaron al gobierno democrático y popular de João Gulart en 1964. La tradición del golpe tras golpe llevó a Bolivia la dictadura de Hugo Banzer de 1971 derrocando al presidente popular Juan José Torres. El golpe del general Augusto Pinochet el 11 de septiembre de 1973 terminó con el experimento socialista de un gobierno elegido democráticamente, derrocó al presidente Salvador Allende, que no se rindió y murió en la casa gubernamental, destruida por los bombardeos.

Ese mismo año, la prolongada democracia en Uruguay culminó cuando el presidente Juan María Bordaberry, aliado con los militares, cerró el Congreso ypuso al país bajo dictadura en 1973. Tres años después, el 24 de marzo de 1976, una Junta Militar presidida por el general Jorge Rafael Videla interrumpió una vez más un gobierno civil en Argentina.

Desde los años treinta, Argentina tuvo escasos períodos democráticos, todos ellos interrumpidos por golpes militares. En este caso, fue derrocado el gobierno de María Estela Martínez de Perón, viuda y heredera política —sin otra razón que haber sido la tercera esposa— del tres veces presidente de la República, Juan Domingo Perón. Bajo este gobierno comenzó a actuar la Alianza Anticomunista Argentina (Triple A) en coordinación criminal con la dictadura de Pinochet en Chile.

La represión entonces ya no tuvo límites ni fronteras. En todos los casos, detrás aparece la mano de Washington y el esquema de la Teoría de Seguridad Nacional estadounidense, bajo cuyo diseño se produjo el genocidio regional que ahora aparece en su verdadera dimensión. Stroessner tenía entonces “buenos amigos” rodeándolo.

Como consecuencia de las dictaduras, refugiados y exiliados políticos transcurrían por las fronteras. Después de los golpes en Chile y Uruguay muchos habían buscado refugio en Argentina, donde ya vivían miles de paraguayos que huyeron del régimen stronista y de bolivianos. Todos ellos quedaron entrampados bajo la dictadura argentina, que produjo unas 30.000 desapariciones forzadas. Los débiles espacios de exilio terminaron definitivamente y México, Panamá, Venezuela, Perú, Cuba, entre otros, y países de Europa y nórdicos debieron abrir sus puertas a millones de refugiados. La cifra de asesinados –desaparecidos solo en el Cono Sur– superaría los 40.000.

En Centroamérica, Guatemala ostenta el doloroso récord de unos 90.000 desaparecidos y 200.000 muertos, bajo las sucesivas dictaduras, durante la guerra de treinta y seis años que vivió ese país, como surge de la cuidadosa documentación que reveló el 25 de febrero de 1999 la Comisión de la Verdad, patrocinada por Naciones Unidas, que analizó el conflicto.

También se comprobó que el gobierno de Estados Unidos a través de diferentes dependencias, pero especialmente la CIA, apoyó a grupos operativos ilegales del Estado guatemalteco (paramilitares). Unas 440 aldeas indígenas fueron borradas del mapa durante la represión a partir de que en 1954 fuera derrocado el gobierno popular del coronel Jacobo Árbenz Guzmán, mediante una invasión preparada por la CIA estadounidense. En esta invasión fue clave la United Fruit, compañía frutera cuyos intereses –tierras ociosas– se atrevió a tocar el mandatario democráticamente elegido.

En El Salvador y Nicaragua las dictaduras, y luego las guerras, dejaron más de 150.000 muertos. Y podríamos continuar en una lista continental para recordar que la región fue víctima de un genocidio y que no pueden asentarse democracias sólidas sobre la impunidad, que también fue impuesta como una continuidad de la misma doctrina ideologista para proteger a los responsables intelectuales y materiales.

El descenso del Cono Sur al salvajismo tuvo sus raíces en una crisis geopolítica y política y en una ideología común, compartida por los gobiernos militares de la región. Estados Unidos cumplió un rol decisivo en los tres. La Guerra Fría suministró el contexto global de un anticomunismo patológico. Los sucesivos gobiernos estadounidenses proporcionaron la instrucción militar e ideológica a sus aliados latinoamericanos.

Las fuerzas armadas de la región –salvo escasas excepciones– fueron muy receptivas a estos planes y desarrollaron –previa instrucción desde el Norte– una visión totalitaria con las terribles consecuencias que dejaron esos años de terror.

1 Tomado de: Operación Cóndor, pacto criminal. Fundación Editorial El perro y la rana, 2016. Centro Simón Bolívar, Torre Norte, piso 21, El Silencio, Caracas – Venezuela, 1010.

Tomado de Patria Nuestra

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s