Pobreza intelectual y marioneta del imperio yanqui

La pobreza intelectual ronda las páginas de un blog que mancilla la historia de Cuba y de un hombre como Antonio Guiteras, que diría Guiteras si viera para qué y con qué se usa el nombre de La Joven Cuba. Ahora Harold Cárdenas se auxilia de personas que fueron separadas de la organización de la Vanguardia Cultural del país, la UNEAC para hablar del Partido Comunista de Cuba.

¿Por qué será que se junta con gente resentida, que prefiere escribir para medios que obtienen su dinero del presupuesto que una potencia extranjera asigna para subvertir el orden en su propio país?

Qué sabrá Giordan de nuestro PCC, de la vanguardia comunista cubana. Lo primero que debe conocer ese escribidor es que nuestro Partido es heredero del Partido Revolucionario Cubano fundado por José Martí y del primer PCC fundado por Mella y Baliño.

¿A quién beneficia la crítica descarnada y mal intencionada al PCC?

Más claro ni el agua, a los enemigos de la Revolución. Criticar, crear duda sobre la vanguardia política, sobre el PCC; cuestionar que sea único, martiano, fidelista, marxista y leninista, vanguardia organizada de la nación cubana, fuerza política dirigente superior de la sociedad y del Estado, insinuar que no responde a los intereses de pueblo trabajador es servir de plataforma a los que desde el norte intentan desunir al pueblo de Cuba, crear discrepancias y dudas; es ser parte de la subversión ideológica.

Que pretende desentrañar Giordan Rodríguez Milanés si ni siquiera logró discutir como revolucionario dentro de las filas de la UNEAC y decidió estar del lado de los que critican la Revolución, haciéndole el juego a quienes desde el norte revuelto y brutal quieren ver destruida nuestras conquistas.

Claro, la mal llamada Joven Cuba no puede entender al Partido Comunista y mucho menos Giordan, si no les interesa, parece ser que sus intereses están muy distantes de lo que significa ser comunista; preguntas y más preguntas cuestionadoras, sembrando la duda en los lectores ese es el verdadero objetivo de La Joven Cuba.

Objetivos impulsados por la administración Obama y que hoy son línea de trabajo de la administración Trump, junto a la agresividad directa contra el pueblo de Cuba y las artimañas subversivas.

Lean estás ideas de Allan Dulles escritas en 1963 y nos dicen si en cada texto de la mal llamada Joven Cuba no están presente. El objetivo de Allan Dulles con la antigua Unión Soviética es el mismo que han tenido las administraciones del Gobierno de los Estados Unidos contra la Revolución Cubana.

Pobres marionetas de La Joven Cuba.

Les dejo el texto de Allan Dulles y los convino a que saquen sus propias conclusiones como dice Reinaldo Taladrid en su programa Pasaje a lo desconocido:

 “Sembrando el caos en la Unión Soviética, sin que sea percibido, sustituiremos sus valores por otros falsos y les obligaremos a creer en ellos. Encontraremos a nuestros aliados y correligionarios en la propia Rusia. Episodio tras episodio se va a representar por sus proporciones una grandiosa tragedia, la de la muerte del más irreducible pueblo en la tierra, la tragedia de la definitiva e irreversible extinción de su autoconciencia.

—  “De la literatura y el arte, por ejemplo, haremos desaparecer su carga social. Deshabituaremos a los artistas, les quitaremos las ganas de dedicarse al arte, a la investigación de los procesos que se desarrollan en el interior de la sociedad. La literatura, el cine, y el teatro, deberán reflejar y enaltecer los más bajos sentimientos humanos”.

—  “Apoyaremos y encumbraremos por todos los medios a los denominados artistas, que comenzarán a sembrar e inculcar en la conciencia humana el culto del sexo, de la violencia, el sadismo, la traición. En una palabra: cualquier tipo de inmoralidad”.

—  “En la dirección del Estado, crearemos el caos y la confusión. De una manera imperceptible, pero activa y constante, propiciaremos el despotismo de los funcionarios, el soborno, la corrupción, la falta de principios. La honradez y la honestidad serán ridiculizadas como innecesarias y convertidas en un vestigio del pasado. El descaro, la insolencia, el engaño, la mentira, el alcoholismo, la drogadicción y el miedo irracional entre semejantes”.

— …”Gracias a su diversificado sistema propagandístico, Estados Unidos debe imponerle su visión, estilo de vida e intereses particulares al resto del mundo, en un contexto internacional donde nuestras grandes corporaciones transnacionales contarán siempre con el despliegue inmediato de las fuerzas armadas, en cualquier zona, sin que le asista a ninguno de los países agredidos el derecho natural a defenderse.

—  La traición, el nacionalismo, la enemistad entre los pueblos, y ante todo el odio al pueblo ruso, todo esto es lo que vamos a cultivar hábilmente hasta que reviente como el capullo de una flor.”

—  “Sólo unos pocos acertarán a sospechar e incluso a comprender lo que realmente sucede. Pero a esa gente la situaremos en una posición de indefensión, ridiculizándolos, encontrando la manera de calumniarles, desacreditarles y señalarles como desechos de la sociedad. Haremos parecer chabacanos los fundamentos de la moralidad, destruyéndolos”.

—  “Nuestra principal apuesta será la juventud. La corromperemos, desmoralizaremos  y    pervertiremos.”

—  …”Debemos lograr que los agredidos nos reciban con los brazos abiertos, pero estamos hablando de ciencia, de una ciencia para ganar en un nuevo escenario la mente de los hombres. Antes que los portaaviones y los misiles, llegan los símbolos, los que venderemos como  universales, glamurosos, modernos, heraldos de la eterna juventud y la felicidad ilimitada”.

—  “El objetivo final de la estrategia a escala planetaria, es derrotar en el terreno de la ideas las alternativas a nuestro dominio, mediante el deslumbramiento y la persuasión, la manipulación del inconsciente, la usurpación del imaginario colectivo y la recolonización de las utopías redentoras y libertarias, para lograr un producto paradójico e inquietante: que las víctimas lleguen a comprender y compartir la lógica de sus verdugos”.

El Joven Cubano

24 comentarios sobre “Pobreza intelectual y marioneta del imperio yanqui

  1. ¿El PCC es heredero de un partido fundado por Martí?

    No creo. ¿Desde cuando Martí lo autorizó? Más bien alguien se apropió de esa herencia sin permiso. Lo digo porque no creo que Martí, si viviese hoy, aprobase tantas limitaciones a las libertades de los cubanos.

    Me gusta

  2. Deja mucho que desear su post. Puede que todo lo que dice sea verdad. Pero no desmiente la planteado en LJC. Es una lástima al evadir responder argumentalmente, solo deja flotando unas ideas que se pueden tomar como ciertas. En mi opinión hay muchas “verdades”, cada cual tiene la suya, pero atacando al mensajero no se borra el mensaje. En este caso lo hace más fuerte mientras más diga que cubanos no son quiénes no son “revolucionarios” y no de respuesta directa a lo planteado.

    Me gusta

  3. Con el mayor respeto, la crítica es buena sea como sea. Nos da la oportunidad de exponer nuestros puntos y defenderlos mediante el debate respetuoso. Aproveche para expresar sus argumentos en defensa de lo que considera correcto y que cada cual piense lo que pueda. Responda a las críticas con argumentos sólidos, con lo que usted piensa honradamente. Es mi modesta opinión.

    Me gusta

      1. O sea, el articulista Giordan hace críticas y se cuestiona una serie de asuntos relacionados con el PCC y ustedes que no están de acuerdo con ello responden que él le dice “compatriota a Urquiola” y por lo tanto no es revolucionario y según veo, no es necesario responderle con argumentos y desmontar las “falacias” que motivaron este post. Según acaban de responder, ustedes creen en el “debate franco en defensa de la Revolución”.

        Me gusta

      2. El joven cubano a la 1:35 pm
        Con el mayor respeto, si me pregunta eso a mi he de responderle que no lo se ni me interesa. Me interesa (o mas bien me preocupa) ver como un ciudadano cubano dice lo que piensa (que puede ser incorrecto o no) sobre el PCC y ustedes que supuestamente son la vanguardia de la juventud cubana, los más preparados ideológicamente para enfrentar este tipo de cosas son incapaces de salirle al paso con ARGUMENTOS. Están perdiendo una oportunidad para demostrar al resto de la juventud y el pueblo de Cuba que los lee, que están ahí porque son en verdad la vanguardia, los mas preparados, honestos y patriotas. Independientemente de con quien se junte cada cual, hay cosas que deben ser respondidas con argumentos y no dejándolas al aire. De eso trata la batalla de IDEAS. Es mi opinión. Saludos.

        Le gusta a 1 persona

      3. si se lee este post se encontrarán con los argumentos, parece que dolieron, si se lee el texto de Allan Dulles veremos los objetivos de los post que publica LJC, clarito cumplir con lo que Dulles propuso, el problema es que la verdad duele y tienen miedo aceptarla. Los hermanos Urquiola quieren destruir la Revolución lo han dicho claramente y ustedes los consideran compatriotas. Cómo defender a dos contrarrevolucionarios en un blog que supuestamente defiende la Revolución

        Me gusta

      4. Le puedo decir que soy asiduo lector de LJC, considero a las personas que allí publican muy preparadas y estudiosos de Cuba. Hay muchos puntos de vista diferentes y sobre todo prima el debate constructivo e intercambio de ideas. A raíz del artículo de Giordan y la respuesta dada por este blog, me interesé por conocer un poco más el pensamiento de el (la, los, en fin…) que lo suscribe y sin embargo me topo con esto. Creo que no es suficiente decir que ¨LJC le dijo compatriota a Urquiola¨ o citar a Dulles en algo que dijo y que pudiera formar parte del fundamento teórico del que se nutre la estrategia de EEUU hacia Cuba. Veo un intento de desviar la atención de los elementos planteados por Giordan. Enfóquese, estudie, si esa es su manera de debatir, mirando para otro lado, está en franca desventaja ante la opinión de quienes los leemos.
        Me queda claro que el debate que usted propone acoger es solo entre quienes usted considere que reúne ciertos requisitos sin importar la profundidad de los elementos que se aporten. No comparto esa visión por considerarla estéril pero la respeto. Considero provechoso que cada día surjan más y más ¨preguntas cuestionadoras¨ que ¨siembren dudas en los lectores¨ como lo es el ¨verdadero objetivo de La Joven Cuba¨. Eso es saludable para el pensamiento y para lograr encontrar la forma de hacer progresar a Cuba, entre todos los cubanos.

        Me gusta

  4. Jajaja tomando referencias de un loco que creía en el control mental en plena guerra fría? Para infundir miedo? Odio? Quién recuerda quié escribió esto?: “El odio como factor de lucha; el odio intransigente al enemigo, que impulsa más allá de las limitaciones naturales del ser humano y lo convierte en una efectiva, violenta, selectiva y fría máquina de matar. Nuestros soldados tienen que ser así; un pueblo sin odio no puede triunfar sobre un enemigo brutal.”

    Me gusta

  5. EL JOVEN CUBANO a las 11:41
    Y eso es suficiente para colgarle la etiqueta de “marioneta del imperio” y evadir el debate? Creí que uno de los objetivos de este blog era y cito: “Mediante el debate franco aspiramos a crear un puente para el constante intercambio de opiniones, donde primen el respeto y la defensa de los mejores valores de la Revolución y de su juventud.”
    Pienso que para que sea debate, debería olvidarse las descalificaciones y para que sea franco debería dar la cara. Le aseguro que mucho nos beneficiaría a los cubanos un debate así.

    Me gusta

    1. Sí, el debate franco en defensa de la Revolución, no creemos que llamar a los hermanos Urquiola compatriotas sea una posición de un revolucionario, compatriotas a dos mercenarios que quieren destruir la Revolución, uff eso deja mucho que desear. Cuestionar al PCC, crear duda es parte de la política yanquy; eso es lo que hacen en LJC hace mucho tiempo. Retamos a desmentir cada palabra puesta en este post

      Me gusta

      1. ¿Por qué será que LJC se junta con gente resentida, que prefiere escribir para medios que obtienen su dinero del presupuesto que una potencia extranjera asigna para subvertir el orden en su propio país?
        ¿A quién beneficia la crítica descarnada y mal intencionada al PCC?
        Nos gustaría que respondieran estás dos preguntas, digo si es posible, aunque lo creo difícil

        Me gusta

  6. También pudiera poner el nombre y apellidos del articulista que escribe este texto, así como alguna forma de consultar su currículum. Eso le daría más seriedad y credibilidad.

    Me gusta

    1. compatriota Urquiola, llamar commpatriota a un mercenario y su hermana ambos visitan Radio y Televisión Martí y quieren que la Revolución se caiga y la joven Cuba Harld y su equipo lo llaman compatriota, vaya que bien, como se dijo anteriormente más claro ni el agua

      Me gusta

      1. No involucre al resto del equipo de LJC en mi llamado de compatriota a Urquiola. Yo, Giordan Rodríguez Milanés, le llamo compatriota y le llamaré a quien me de mi gana, hasta que un tribunal me demuestre en debido proceso que ha traicionado su Patria, o hasta que él se declare traidor a su Patria. Como mismo Martí llamaba hermanos a los anexionistas con los cuales discrepaba y, a los cuales, lejos de considerarlos enemigos, los trató de sumar a la causa por la independencia de Cuba. Al resto de su panfleto le responderé proximamente en LJC o, si usted es capaz de dar la cara, le responderé como usted disponga.

        Me gusta

      2. En LJC se publica lo que su jefe editor decide, nada que vaya en contra de su política editorial tiene cabida en ese blog. Creo que debe saber, como lo sabe Harold, que a los hermanos Urquiola les fascina ir a dar entrevistas en la mal llamada Radio Televisión Martí; allí donde se fraguan las peores mentiras sobre Cuba para destruir a la Revolución. Qué bueno saber que en la LJC hay espacios para los que quieren ver destruida la Revolución; es decir la LJC está de acuerdo con quienes piensan y actúan como los hermanos Urquiola: “En Cuba hay una dictadura, con todas las letras, que no es de izquierda ni de derecha, es una familia en el poder”, expresó a Cibercuba la profesora Omara Ruiz Urquiola

        Me gusta

  7. “preguntas y más preguntas cuestionadoras, sembrando la duda en los lectores ese es el verdadero objetivo de La Joven Cuba”
    pues enfrente esas preguntas, responda a ellas con honradez y ahórrese la larga cita de Dulles. diga claramente que es lo piensa al respecto y basta de etiquetas.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s