Uniformes escolares, con atraso pero seguros

Estudiantes cubanos. Autor: Roberto Suárez

Directivos del Ministerio de Educación, del Grupo Empresarial de la Industria Ligera y del Ministerio de Comercio Interior informaron este lunes en el espacio de la Mesa Redonda sobre las medidas adoptadas para asegurar la venta de los uniformes escolares para el próximo curso, que este año ha presentado un significativo atraso.

La ministra de Educación informó durante el programa televisivo que a partir del 1 de julio se entregarán en todas las escuelas los bonos para adquirir el uniforme escolar y que en cada centro se brindará la información sobre el establecimiento comercial dónde lo adquirirán los estudiantes de esa institución.

En un contexto  económico y financiero adverso, y ante el impacto que tiene el recrudecimiento del bloqueo estadounidense, el Gobierno cubano toma todas las medidas para que el próximo curso escolar comience con los aseguramientos indispensables y se desarrolle con éxito. Por ello, los tres organismos involucrados en la producción y comercialización de los uniformes escolares se han movilizado para acelerar su producción y comercialización ante el atraso en el arribo al país de los tejidos importados para su confección.

La vicepresidente primera del Grupo Empresarial de la Industria Ligera, Mirla Díaz Fonseca, informó que para el curso 2019–2020, se presentó a la industria una demanda de 3,7 millones de prendas, de las que se han asegurado 1,5 millones con inventarios de tejidos en la industria y de prendas terminadas existentes en los canales mayorista y minorista. Quedan por producir 2,2 millones.

A pesar de las dificultades con la importación, el país logró financiar los mismos, y ya se comenzaron a recibir los tejidos y accesorios que aseguran el completamiento de todas las prendas demandadas.

Para ello, la industria de las confecciones textiles ha dispuesto, en todo el territorio nacional, de 13 unidades empresariales de base productivas, con 64 fábricas, distribuidas en 56 municipios y más de 5 300 trabajadores.

Se ha comenzado a trabajar intensamente, sin descuidar la calidad, para terminar el 100% de las prendas en el mes de agosto, priorizando en junio y julio las destinadas a los grados iniciales: prescolar y quinto, séptimo y décimo grados.

Por su parte, la viceministra del Mincin, Nancy Valdés Jiménez, puntualizó que cada año la venta del uniforme escolar comienza escalonadamente por provincias en el mes de mayo, en algunas en los primeros días de junio, y se extiende hasta el mes de diciembre. A partir del corrimiento en las fechas de producción no se ha podido comenzar la venta, ya que se deben completar las cantidades de prendas por enseñanza y sexo en su desglose de tallas, en cada municipio.

Se mantiene la misma norma en la entrega del uniforme: dos uniformes para los grados iniciales, incluido quinto grado por la bermuda, y un uniforme para los grados continuantes, excepto los grados finales de secundaria, preuniversitario, politécnico y tecnológico.

La viceministra enumeró las medidas que se adoptan en el comercio para ordenar y agilizar las ventas, con el objetivo principal de que todos los estudiantes de nuevo ingreso acudan uniformados al inicio del curso escolar:

– Ampliación de la red de establecimientos que venderá el uniforme, según la cantidad de escuelas y estudiantes vinculados. Se realizará la venta en 1 183 establecimientos.

Extender los horarios de servicio a la población y los domingos hasta el mes de septiembre.

-Se activan todos los atelieres de las empresas de servicios para la adaptación o ajuste de los uniformes.

Explicó además que la venta se realizará en dos etapas  comenzando por los grados iniciales prescolar y quinto grado de primaria, séptimo de secundaria, primero de preuniversitario, politécnico y pedagógico. En la segunda etapa compran los estudiantes del resto de las enseñanzas.

En el completamiento de los municipios se priorizan el municipio especial Isla de la Juventud, las zonas de difícil acceso y el Plan Turquino. Hoy las provincias que requieren mayor completamiento del uniforme son La Habana, Santiago de Cuba, Granma y Matanzas, agregó.

A través de los medios de comunicación locales en los establecimientos minoristas de comercio se ofrecerá la información del inicio de las ventas en cada territorio.

Los canales de información del Mincin a la población tendrán un monitoreo permanente.

Son estos:

Teléfonos de atención a la población: 7 868 3536 y 7 868 3549

Correo institucional: consumidor@mincin.cu

Twitter: @MincinCuba

Facebook: Protección al consumidor MINCIN Cuba

Tomado de Juventud Rebelde

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s