Hoy Cuba sufre, llora.

 

Sabían que saldrían, pero no sabían que no llegarían, y así son muchas cosas de la vida, uno sabe cómo empiezan, pero no cómo termina. Hoy Cuba sufre, llora, se hace fuerte para tomar decisiones y recuerda. Hoy nuestra bandera a media asta, los televisores y la radio encendidos desde temprano, los vendedores de prensa en la calle con mayor gestion de venta para que la gente se informe de lo ocurrido, la palabra FUERTE repetida por jóvenes, adultos y ancianos en varias expresiones de dolor y consuelo: “que fuerte” “es muy fuerte” “hay que ser fuerte”. Lo cierto es que ha sido raro para muchos, yo por lo menos nunca crei posible algo así. No sé con claridad quienes son las victimas, solo un conocido por referencia, familiar de unas amistades, pero el nudo en la garganta es perenne al ver imágenes y las lágrimas son inevitables cuando pienso en que pudimos ser cualquiera de nosotros o un familiar que quizas iba en busca de un sueño, a dar una buena noticia, a tramitar documentos legales, o a sorprender a alguien que no ve hace mucho tiempo con su presencia. Es muy fuerte y como duele.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s