#PorCuba este 1 de Mayo de victoria y compromiso con la #Revolución.

Por: Yusuam Palacios Ortega

¿Qué es ser revolucionario en la #Cuba de hoy? Es ser, en primer orden, patriota. Recordemos al Maestro cuando en su discurso en Tampa el 26 de noviembre de 1891 expresaba: “Porque si en las cosas de mi patria me fuera dado preferir un bien a todos los demás, un bien fundamental que de todos los del país fuera base y principio, y sin el que los demás bienes serían falaces e inseguros, ese sería el bien que yo prefiriera: yo quiero que la ley primera de nuestra república sea el culto de los cubanos a la dignidad plena del hombre”.

¿Y cómo se traduce esta idea martiana a la luz de hoy; en una #Cuba que defiende su condición antimperialista, humanista y ética? La dignidad plena de los seres humanos, su culto y respeto, su garantía; deviene en basamento fundamental de la concepción martiana de república: “O la república tiene por base el carácter entero de cada uno de sus hijos, el hábito de trabajar con sus manos y pensar por sí propio, el ejercicio íntegro de sí y el respeto, como de honor de familia, al ejercicio íntegro de los demás; la pasión, en fin, por el decoro del hombre, -o la república no vale una lágrima de nuestras mujeres ni una gota de sangre de nuestros bravos.”

Ser revolucionario no es cambiar cualquier cosa, se cambia lo que sea preciso, desde un claro sentido del momento histórico, y atentos bien a la realidad que vivimos. Ser revolucionario no es hacer uso de la crítica despiadada; es sí ejercer el criterio pero éste, con ética y respeto a la dignidad. Ser revolucionario es volver siempre al proyecto original, con argumentos, razones y nunca animado por el odio y el dinero corruptor. Es ser conscientes, como Martí, de que lo que un grupo ambiciona cae, y perdura lo que un pueblo quiere. Y en #Cuba ha perdurado lo que el pueblo ha querido, y ha querido la #Revolución, el #Socialismo y las ideas de Fidel.

Ser #martianos es ser buenos, justos, patriotas, vivir apegado a la raíz, desde la condición radical de los hombres que no temen al pensamiento ni se acoquinan ante las dificultades. Ser martianos es ser antimperialistas, arriesgados e inconformes eternos con lo que está mal, con lo que nos debilita. Hay que seguir albergando la unidad revolucionaria, porque la clave continúa siendo: unir para vencer; y no divide y vencerás.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s